Instalación aislada

Una instalación aislada es la solución perfecta cuando no dispones de suministro eléctrico convencional.

Este tipo de instalación se caracteriza por el uso de sistemas de acumulación para almacenar la energía producida por los paneles, cuando esta es suficiente para cubrir el consumo propio. De esta manera se dispone de electricidad aunque no haya Sol para producir energía.

Además, se puede instalar un grupo electrógeno para casos de emergencia, es decir, que